En solidaridad con los pueblos de Estados Unidos

World March of Women - Marche mondiale des femmes - Marcha Mundial de las Mujeres

La Jornada Continental por la Democracia y contra el neoliberalismo manifiesta su solidaridad internacionalista con los pueblos de Estados Unidos que hoy resisten y se levantan ante el asesinato de George Floyd a manos de la policía de ese país norteamericano, y en contra del racismo y de todas las atrocidades de la administración Trump.

Las fuerzas policiales americanas existen desde los días de los vigilantes en el Sur del país, alistados para capturar negros esclavizados que luchaban por escapar hacia su libertad. Se encargaban también esas fuerzas policiales de prevenir las rebeliones y los levantamientos, y, después, en la guerra civil, su tarea era privar a la gente negra del recién conquistado derecho a votar. Hoy asistimos a la continuación de ese mismo orden: supremacista blanco, que determina a su antojo la vida y la muerte de hombres, mujeres y gente transgénera negras.

La policía norteamericana fue creada para proteger los intereses y las propiedades de las elites y clases dominantes, tanto en ámbitos urbanos de poderosos, como en ámbitos rurales en el propio territorio de Estados Unidos o fuera de él a través de fuerzas policiales-militares funcionales a proteger los intereses geopolíticos a costa de millones de vidas de los pueblos. Para cuidar la vida se hace necesario desinvertir los recursos que se utilizan para financiar la violencia del Estado, las economías de guerra y la extracción invasiva y destructiva. Esto significa desarmar las 800 bases militares en 80 países del mundo, y retirar al medio millón de soldados que se han apostado en esos lugares violando la soberanía de los pueblos en los que despliegan sus escuadrones de muerte.

Es prioritario que se exija la cancelación de las subvenciones de la policía, y esos fondos se redirijan a la inversión en el bienestar y garantía de los derechos de las comunidades negras, desde formas de redistribución que integren los principios forjados en la lucha de las mujeres y la economía feminista, regenerativa, que reconozca las deudas acumuladas y haga efectivas reparaciones justas por los cientos de años de terrorismo policial.

Mientras frente a la crisis global de la salud, consecuencia de la pandemia neoliberal, los políticos niegan los recursos e inversiones públicas para enfrentar la catástrofe, más de 105.000 personas han muerto en EEUU por enfermedad, 40 millones han perdido sus empleos, y cientos de miles más no pueden pagar la renta o el cuidado de su salud. Sin embargo, esos mismos políticos al servicio neoliberal despliegan fuerzas policiales y militares por todo el país y en otros lugares del Planeta, con astronómicos montos de inversión, pagando por horas extras a los policías, despilfarrando en suministros de combustible y armamentos para reprimir a una multitud interracial que exige justicia por los asesinatos de inocentes y gente negra a manos de la misma policía.

Rechazamos la criminalización de la protesta desatada por el presidente de los Estados Unidos, el ultra derechista Donald Trump, quien con su liderazgo nefasto personifica la violencia estatal racista en el propio Estados Unidos y hacia afuera de sus fronteras, así como encarna la política de odio y militarista. La supremacía blanca que se impone a través de todo tipo de acciones violentas es un detonador de la violencia policial hacia las comunidades negras.

Queremos que esta expresión de solidaridad particular con las comunidades y organizaciones negras del país norteamericano, nuestras organizaciones aliadas en los EE.UU, y en general hacia el pueblo estadounidense que resiste con valentía y dignidad, se convierta a su vez en un llamado a los procesos, organizaciones y movimientos de todo el mundo para apoyar la justa lucha antirracista, anticolonialista y antripatriarcal, por el cambio del sistema que mata compañeras/os por su color de piel, su clase, género o identidad sexual, y, en última instancia, por no arrodillarse ante su modelo de dominación.

Llamamos a las organizaciones y movimientos sociales internacionales para expresar su solidaridad internacionalista con los pueblos que resisten en los Estados Unidos.

Seguimos en lucha!

Jornada Continental por la Democracia y contra el neoliberalismo
ALBA Movimientos
Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe – ATALC
Capítulo Cubano de Movimientos Sociales
Central Única dos Trabalhadores – CUT Brasil
Confederación Sindical de Trabajadoras/es de las Américas –CSA
Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo –CLOC Vía Campesina
Grassroots Global Justice Alliance -GGJ
Jubileo Sur Américas –JSA
Marcha Mundial de las Mujeres –MMM
Movimiento de Afectadas/os por Represas en América Latina –MAR
PIT – CNT Uruguay

Junio 4 de 2020