Consumir en solidaridad

World March of Women - Marche mondiale des femmes - Marcha Mundial de las Mujeres
En Jalisco consumir alimentos libres de agrotóxicos es rebeldía, resistencia, organización y solidaridad en manos de las mujeres rurales que apuestan por una agricultura para la vida! ABUELA TLANESPILLI Y ELIZABETH CHAPARRO EN EL MERCADITO FLOR DE LUNA.

El autocuidado, un tema tan importante en estos tiempos de pandemia provoca reflexionar profundamente lo que entra a nuestra boca, con qué nos alimentamos, con qué fortalecemos nuestros sistemas vitales y dónde dejamos nuestro dinero.

Desde hace 5 años, el Mercadito Alternativo Solidario “Flor de Luna” nace como proyecto de economía social solidaria de la Escuelita Ecofeminsita Benita Galeana AC, y desde entonces mantiene a la venta productos frescos y libres de agrotóxicos en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, México.

Mercadito “Flor de Luna” nos remite a colectivamente organizarnos en red, entre grupos y cooperativas de mujeres para hacer frente al sistema económico capitalista – patriarcal que ha puesto “la vida” al servicio del capital.

Tejimos esta experiencia desde que el “mal gobierno” se dejó seducir por las trasnacionales y las mujeres nos supimos organizar y participar en diferentes iniciativas productivas y ciudadanas para hacer frente a la crisis económica y ambiental que -aún- estamos padeciendo. Apostar por un proyecto de economía social solidaria desde una perspectiva de la economía feminista, ha sido un reto, un desafío y un logro profundo.

El mercadito no solo es compra y venta sino es la sistematización de un largo proceso de vivencias, experiencias, saberes y aprendizajes colectivos de los grupos, organizaciones y cooperativas de mujeres en la búsqueda de alternativas para mejorar nuestra calidad de vida, la de nuestras familias, la de nuestra comunidad donde entra la relación con el cuidado y defensa de la naturaleza.

“La Canasta Solidaria” es una de las iniciativas de comercialización que hemos impulsado durante estos 5 años como una despensa básica de productos libres de agrotóxicos provenientes de cooperativas de la región. Queremos sumar cada vez más cooperativas de productorxs locales para eliminar el coyotaje y reducir las grandes cadenas de autoservicio que como mediadores acaparan las ganancias debilitando al productor. Apostamos por el apoyo mutuo y de confianza entre productorxs y consumidorxs.

Ducange Médor es consumidor desde que supo del Mercadito por redes sociales. Cada mes se surte con la canasta porque asegura que los productos son de muy buena calidad. Apartesiempre que se puede procuro comprar a pequeños productores antes que a grandes empresas de la agroindustria” comenta.

La solidaridad en tiempos de COVID-19

Desde el mes de abril iniciamos la campaña miércoles de frescos como una alternativa a la crisis sanitaria que estamos viviendo. Esta situación hizo que cada semana se redoblarán esfuerzos entre productorxs y consumidorxs para su aporte solidario al contexto actual.

La respuesta a esta iniciativa por parte de lxs consumidorxs no fue sólo por el cuidado a su salud, sino por la solidaridad con el mercadito y los productorxs para evitar el cierre parcial o total del local ya que implicaría la pérdida de ingreso de muchas familias para su sustento. Ducange Médor -nuestro consumidor- agradece a los productores “por contribuir a nuestra alimentación. Resistan y no se dejen llevar por los “cantos de sirenas” de las transnacionales, agroquímicos y empresas del estilo”.

En tan sólo tres meses hemos logrado semanalmente traer al local en el barrio de Santa Tere en la Zona Metropolitana de Guadalajara, más de 12 variedades de alimentos en hortalizas y frutas provenientes de San Martín de la Flores, Ciudad Guzmán y Zapopan, así como tortillas de maíz orgánico de Temacapulín pueblo ejemplar de más de 10 años de lucha y resistencia en la defensa de su territorio.

“Me parece bien los miércoles de frescos porque no hay gente, puedo elegir los productos a mi gusto y es más seguro venir cada semana que cada mes” señaló Irma Patricia, otra consumidora del Mercadito, agradecida por la calidad de los alimentos y de buen trato.

Frente a la crisis sanitaria que estamos viviendo, observamos la oportunidad de reforzar nuestra creatividad y organización para aumentar la participación, cooperación y solidaridad hacia el sueño que queremos alcanzar: mujeres libres en territorios libres y autónomos!

Texto enviado por la Escuela para Defensoras Benita Galeana A.C

¡Resistimos para vivir, marchamos para transformar!
Boletín de Enlace – Julio 2020